El dolor crónico se diagnostica tarde